Influencia de la educación en la cultura y sociedad de un país

imageA lo largo de la historia se ha observado que una tendencia de las sociedades es la preservación y rescate de su cultura, pues ella es la que determina la estructura social que se transmite de generación en generación. Por ello la socialización de los individuos debe asumirse desde el proceso educativo por ser el vehículo universal inherente a la humanidad que se usa para culturizar y educar a todos sus miembros.

Desde el punto de vista social, es la educación la que promueve la adaptación de los individuos a los comportamientos y exigencias de su grupo social y también les imprime el deseo de mejora y cambio de su propia realidad social, garantizando la continuidad y cohesión necesaria que permite a la sociedad perdurar más allá de la vida de los miembros que la conforman.

Desde el punto de vista cultural, la educación es la que hace hincapié en que cada grupo social disponga de sus propias particularidades culturales, las cuales hacen que sean peculiares y distintos a otros grupos, por el conjunto de actitudes y valores que conforman su propio modo de vida y su propia identidad, enriqueciendo las sociedades que conforman un país.

Así, la sociedad se convierte en educadora ya que persigue su autoconservación y subsistencia al dictar las normas de una educación sistemática que permite que persistan las diferentes culturas en el mundo y es la sociedad también la que marca las pautas de acción de la educación que permite la formación de personas capaces de integrarse a ella.

El proceso educativo entonces tiene una gran incidencia en el cambio de conductas de las personas, pero también en la preservación de éstas, procurando desarrollar sus máximas potencialidades a través de la formación de hombres y mujeres creativas, innovadoras y libres que permitan la construcción de las bases de un país.